Aprender a tocar el teclado



Aprender a tocar el teclado es una tarea que requiere de mucho tiempo de aprendizaje y práctica hasta lograr interpretar hermosas melodías.

aprender a tocar el teclado

Aprender a tocar el teclado de manera profesional, y así interpretar hermosas melodías, es una carrera que solo se aprende con años de arduo estudio en escuelas especializadas. Sin embargo, con un instrumento de este tipo o el piano, un buen maestro privado, algunos consejos por internet y sobre todo, con la práctica, conseguirás resultados en poco tiempo que jamás habrías imaginado lograr.

Algunos consejos

  • Como ya venía mencionando, lo fundamental para aprender a tocar el teclado es contar con uno o mucho mejor, si se tiene un piano, ya que al aprender a tocar este, intuitivamente aprenderás a tocar el anterior.
  • Puedes ir familiarizándote con el sonido de las notas principales “Do-Re-Mi-Fa-Sol-La-Si” para luego ir practicando poco a poco y ubicar la posición en las teclas.
  • Recuerda que el piano tiene 88 teclas, divididas en blanco y negro; a las blancas se les da el nombre de notas naturales, mientras que a las negras se les llama notas sostenidas.
  • Leer libros también es un paso importante a la hora de aprender a tocar el teclado, recuerda que puedes adquirirlos en formato físico en cualquier librería, o bien mediante ebooks a través de tiendas online, que además, pueden traer contenido interactivo que facilite el aprendizaje.
  • Ya lo había mencionado antes, pero no está demás recordarlo, y es que contratar a un maestro privado, en verdad nos ayudará a entender los conceptos referentes a la música.
  • Si estás tocando en piano, intenta hacerlo sin el pedal de efectos especiales para que puedas reconocer los sonidos más fácilmente y por lo tanto, aprender a ubicar tus errores más comunes.
  • Aprende a reconocer las escalas ya que estas son la base de todas las melodías.
  • No te desesperes sino consigues buenos resultados en los primeros días, recuerda que el proceso de aprender a tocar el teclado es dificil, así que no hay por qué complicarse más.
  • Y por último, nunca dejes de practicar, en este caso, el dicho “La práctica hace al maestro”, es de lo más válida.