Ejemplos de textos no literarios



En este artículo os contamos que son los textos no literarios y ejemplos de ellos. Desde los jurídicos, a las noticias, las recetas o las biografías.

Los textos no literarios son aquellos que no buscan un fin estético, de narrativa o de ficción. Sino que se dedican a informar sobre determinados hechos.

Ejemplos-de-textos-no-literarios

Ejemplos de textos no literarios

  • Manuales: Los manuales de texto son un gran ejemplo de texto no literario, pues en ellos sólo se quiere informar o que la persona aprenda de lo que hay en él. En este sentido entran muchos tipos.
  • Jurídicos: Los textos jurídicos, desde una ley, una sentencia, un auto, un decreto o incluso un trabajo de investigación jurídica, son todos parte de esta categoría.
  • Recetas: Las recetas son en si un texto no literario, pues en ellas sólo se dan las directrices para llegar a cocinar determinados alimentos de una manera determinada. Pudiendo entrar en esta distinción tanto las recetas de aperitivos, de plato principal o de postres.
  • Instrucciones: dentro de esta categoría entran tanto las instrucciones que pueden venir con cualquier electrodoméstico, o incluso para poder montar un mueble. Pero más allá, todo tipo de instrucciones para nuestra vida, como puede ser cómo pintar la casa de una manera correcta o como cambiarle el pañal a un niño.
  • Libros de autoayuda: en estos libros lo que no están narrados como un cuento, sino que te dan pautas para conseguir algo en la vida, también entran dentro de esta categoría. En este sentido, pueden ser tanto los que te ayudan a dejar de fumar, a ser más felices o conseguir el éxito en el trabajo.
  • Una biografía: un texto biográfico, sin que esté novelado también lo es. Pues sólo se hablan de hechos ocurridos que pretenden informar sobre la vida de una persona. Además, también podemos hablar de autobiografías.
  • Noticias: cuando leemos prensa escrita, y nos dan noticias de hechos ocurridos en nuestra localidad o de manera internacional, nos están dando una serie de hechos acaecidos, sin intentar que sean narrativos.

Con estos ejemplos de textos no literarios seguro que podéis distinguirlos perfectamente de los textos literarios, para poder utilizarlos en un sentido o en otro.